La Primera Navidad del Bebé

domingo, 21 de diciembre de 2008

La Navidad es sin duda una de las épocas más bonitas del año, es un momento de reencuentro, de compartir, de limar asperezas, de comprar cosas nuevas, de regalos y sobre todo de alegría y amor. Pero la navidad brilla aún mas en nuestros corazones cuando nos toca compartirla con un nuevo ser, con nuestro primer bebé.

Somos muchos los padres y madres que cada época decembrina o navideña tenemos la dicha de compartirla con esa personita tan hermosa que ha llegado a nuestras vidas, convirtiendo esas fechas que ya son alegres en mágicas y muy especiales.

Para cada etapa de nuestras vidas la navidad tiene significados especiales: Cuando éramos niños era nuestra época favorita y nos hacía pensar en ese regalo o juguete que queríamos motivándonos a escribir esas lindas cartas pidiendo nuestro deseo a el Niño Jesús, Santa Claus, o San Nicolás según sea la región. Cuando jóvenes o adolescentes ya no pensábamos tanto en juguetes pero si quizás en ese celular de tercera generación, en una computadora o en videojuegos y cuando adultos en muchos casos seguimos siendo jóvenes pensamos en aquel televisor pantalla plana, o aquel vehículo, o nos damos cuenta que ha llegado el momento de dejar todo lo material atrás y pensar en lo bello y hermoso que es compartir con tus seres queridos y ver en sus rostros el resumen de todo un año en una corta pero muy expresiva sonrisa de alegría, expresando la satisfacción de haber logrado lo deseado durante el año que ha pasado.

En pocas palabras pudiéramos resumir la navidad en alegría, esperanza y sobre todo amor. Pero cuando vemos a ese pequeño ser de apenas meses de edad nos preguntamos: ¿Cómo es para él la Navidad?.

Aunque no lo creamos no deja de ser especial para él, nuestro recién llegado bebé aún no conoce el significado de fechas, tradiciones, o regalos, pero la navidad puede ser igual de alegre para él como lo es para nosotros.

Las luces en combinación con los adornos colocados en la casa llaman mucho su atención, el brillo intermitente de las luces, los sonidos y canciones que éstas poseen, le resultan interesantes, así mismo la diversidad de colores vivos de la navidad entre ellos el rojo son sus preferidos ya que en sus primeros meses de vida sus sentidos están en pleno desarrollo y en constante actividad, siendo este conjunto de cosas que adornan la navidad su centro de atracción.

Además nuestra alegría puede ser captada por ellos, así como estudios demuestran que el stress puede ser captado por el bebé y afectar su ánimo y temperamento, estar en lugares llenos de entusiasmo, paz, amor, y alegría puede resultar muy cómodos para ellos y mantenerlos relajados y contentos.

De tal manera que la navidad es tan significativa para el bebé que la vive por primera vez como para nosotros, no por el significado que ya como adultos le damos pero si por el mundo lleno de aprendizajes y cosas nuevas que significa para ellos, y sobre todo por el amor que le brindamos.

Demás está decir que no es necesario que llegue navidad para que exista alegría y amor en nuestro hogar, de seguro que el nuevo bebé que ha llegado será sinónimo de amor y alegría cada segundo de sus vidas.

| 0 Comentarios »
Artículos Relacionados:

0 Comentarios

Publicar un comentario