¿Dónde podemos besar al Bebé Recién Nacido?

martes, 13 de enero de 2009

Seguramente son varias las ocasiones en que has tenido que decir Por favor no lo besen en la cara!, o has pensado en decirlo y te preguntas constantemente: Por que lo besan en la cara?, sabemos que es muy común que suceda. Generalmente las personas tienden a demostrar su cariño a nuestro bebé a través de besos y en la mayoría de los casos escogen su pequeña cara para dárselos. Eso desde un punto de vista emotivo esta bien y es muy hermoso, y no creemos que sea hecho con mala intención. Pero desde el punto de vista saludable la cara es el sitio menos recomendable para besar a un bebé durante sus primeros días de vida o al menos hasta el tercer mes.

Como sabemos está dentro del proceso natural que un bebé de apenas días de nacido, se encuentre un poco indefenso y en periodo de adaptación a este mundo, su sistema inmunológico se está fortaleciendo pero mientras tanto es más vulnerable a contraer infecciones.

Es muy común leer en Internet artículos que hablan que hay más bacterias en nuestra boca que en la tierra, sin embargo aproximadamente un 1% producen enfermedades. Continuamente nos humedecemos los labios con saliva y esta contiene gran cantidad de bacterias que con el más simple beso podemos transmitir a otra persona.

Desde este punto de vista, cuando un bebé es besado en alguna parte de la cara indudablemente quien lo besa transmite cierta cantidad de bacterias y abre la posibilidad de que esa bacteria o agente patógeno se convierta en el causante de una enfermedad.

Pero no solo es el riesgo de contraer enfermedades lo que puede resultar inquietante, sino mas bien un factor higiénico, cada beso va dejando residuos en su cara, cuando es besado muchas veces por una o varias personas su rostro puede adquirir un olor muy desagradable.

Durante los primeros días de vida de nuestro bebé debemos ir adaptándonos a muchas cosas nuevas, tanto en nuestra vida personal como nuestra vida social, asimismo debemos aprender a actuar o reaccionar ante cada situación nueva que debamos enfrentar siempre tratando de hacer lo correcto para el bienestar de nuestro hijo pero con mucho tacto para no agredir o hacer sentir mal las personas que nos rodean o quieren demostrar cariño a nuestro bebé y a nosotros. Con esto nos referimos mas claramente a establecer un equilibrio entre el cuidado de nuestro hijo y nuestra actitud ante las personas que nos rodeen para incentivar ese cuidado.

Irónicamente esos primeros días tan delicados para un bebé, son también los días en que puede recibir mas besos en la cara en vista de que se trata de momentos especiales en los que se preparan bienvenidas o reuniones familiares dependiendo la tradición de cada zona, que sin duda son de mucha alegría pero también son propensos para que este tipo de cosas sucedan y se incremente el riesgo de que tu bebé contraiga alguna enfermedad al ser besado.

Lo ideal en estas situaciones es hablar sinceramente pero con delicadeza, no ser bruscos ni groseros, y explicar porque puede ser riesgoso para la salud del bebé sobre todo en esos primeros días de vida, y a su vez darle opciones con otras formas de expresar su cariño.

No se trata de evitar que lo besen, lo pueden hacer pero no en la cara. Tampoco se recomienda besar en las manos, ya que este podría llevárselas a la boca y no estaríamos haciendo nada. Un bebé puede ser besado sutilmente en la cabeza lo más alejado de la frente o preferiblemente en sus pies, ya que son zonas si se quiere de menos alcance para las manos y la boca del bebé.

Para finalizar podemos decir que no se trata de cohibir a las personas y a nosotros mismos de expresar su cariño, sino de enseñar las muchas maneras que hay de expresarlo y de hacer que un bebé los sienta, pero siempre con el principio fundamental de brindar el mayor cuidado posible a nuestro hijo para que crezca sano y fuerte.

, | 0 Comentarios »
Artículos Relacionados:

0 Comentarios

Publicar un comentario