¿Es cierto que usar Mantequilla y Sal puede evitar o disminuir los chichones y moretones?

sábado, 24 de enero de 2009

Seguramente has oído mucho acerca de algunos remedios caseros que se suelen usar cuando un bebé o niño se cae y se golpea la cabeza, o quizás conoces este tipo de cosas porque simplemente tu madre las aplicaba en ti y ha pasado de generación en generación. Pero te has preguntado alguna vez si en realidad es eso efectivo o si tiene una explicación científica que demuestre que tiene el efecto curativo que se le atribuye.

Sin duda que existen muchos remedios naturales y caseros con propiedades curativas, pero nuestro objetivo no es promover o no el uso de estos así como de ningún otro. Nuestra principal meta como ha sido en todos y cada uno de nuestros artículos es brindar información.

En este sentido abordaremos esas tradiciones por llamarlas así, y trataremos de asociarlas a los procesos naturales, biológicos y químicos de nuestro cuerpo para conocer cómo o de qué forma actúan en cada situación para la cual son recomendados, qué beneficios o perjuicios pueden tener, cómo se deben usar y si solo es una tradición, un mito o es una verdad.

En este primer artículo, nuestros protagonistas serán la Mantequilla y la Sal usada cuando nuestros hijos se golpean la cabeza.

En países como el nuestro "Venezuela", es muy común y tradicional que las madres corran a sus gabinetes en busca de un poco de mantequilla y un poco de sal para untárselo en la frente o cualquier área de la cabeza del bebé y niño luego de habérsela golpeado al caerse. La intención con esto es que no se le haga un chichón (palabra utilizada para describir una inflamación puntual en la cabeza a causa de un golpe) ni moretón, y si se hacen, con la aplicación de estos productos se pretende evitar que sean de mayor tamaño.

Pero, ¿Pueden estos dos productos hacer eso?

Bien, primero debemos conocer algunos términos y un poco de cómo funciona nuestro cuerpo. El cuerpo es un sistema complejo que tiene sus propios medios de combatir, curar y reparar cualquier daño reaccionando adecuadamente ante un sin fin de situaciones que se puedan presentar.

Cuando se produce un golpe en la cabeza se pueden dañar algunos tejidos y romper algunos vasitos o venas, este daño es detectado por nuestro cuerpo e inmediatamente reacciona con un proceso inflamatorio en el cual el área afectada se torna rojiza, caliente, con dolor, y comienza a hincharse.

Lo rojizo se debe al aumento del flujo sanguíneo que nuestro cuerpo ha ordenado hacia esa zona, esto también hace que aumente un poco su temperatura con relación al resto del cuerpo, mientras que el chichón o hinchazón se produce debido al derrame de sangre que ocurre al romperse algunos vasos y la acumulación de líquidos. Esta sangre derramada contiene proteínas que son hidrófilas es decir que atraen y absorben agua, las mismas comienzan a absorber el agua de los tejidos cercanos a la zona del golpe, acumulando mayor cantidad de líquido, este liquido mas la sangre derramada forman el chichón o hinchazón en la zona del golpe. Una vez que se comienza a coagular la sangre se sella la ruptura en los vasos se detiene el derrame, luego la sangre derramada se ira coagulando y descomponiendo formando el moretón que ira desapareciendo a medida que el cuerpo reponga los nuevos tejidos.

Hasta ahora vemos como nuestro cuerpo es capaz de curarse y regenerarse a si mismo sin la utilización de ningún producto en estas situaciones especificas. En este punto cabe preguntarse si el cuerpo humano es capaz de hacer todo eso, ¿en qué puede ayudar colocarle mantequilla con sal a mi hijo inmediatamente después del golpe?.

El punto está en determinar si la mantequilla o la sal pueden afectar de verdad este proceso inflamatorio, detenerlo o evitar que sea mas abultado, para responder eso lo haremos con el siguiente análisis:

Nos enfocaremos en dos puntos y asociaremos un producto a cada uno de ellos, pero todos dependientes de la capacidad de la piel de absorber esas sustancias para que ingresen al cuerpo:

1.- Evitar que se hinche, o sea muy leve, con esto asociaremos la Sal: La hinchazón se produce por la acumulación de líquidos. Al colocar sal en la parte afectada ésta es absorbida por la piel, a su vez la sal es un mineral que absorbe el agua, por lo tanto puede ser que el agua acumulada en esa zona sea absorbida por la sal disminuyendo el volumen de líquidos y por consiguiente del chichón y la hinchazón. Un ejemplo de la capacidad absorbente de la sal puede verse en la forma como son salados los pescados, una vez impregnados de sal se secan completamente. Ya tendríamos al menos una posible explicación, y un motivo del por qué muchas madres aseguran que si funciona.

2.- En segundo lugar lo otro que se trata es evitar que se forme un moretón o no se vea tan escandaloso, aquí asociaremos la mantequilla. Este producto contiene ácidos grasos y vitamina A que al ser absorbidos a través de la piel favorecen la multiplicación celular y regeneran los tejidos que fueron dañados, alejando la posibilidad de que surjan moretones o sean poco visibles.

Bien, combinando estos dos puntos vemos que es posible que tanto la mantequilla como la sal tengan su efecto positivo y produzcan el beneficio esperado, pero queda a criterio de cada padre y madre usarlo o no, teniendo en cuenta que ante cualquier situación que parezca salirse de lo normal lo mas recomendable es buscar asistencia medica inmediata y que lo principal sobre todo es la salud de nuestros hijos.

Como conclusión podemos decir que siempre es importante ir un poco mas allá de cualquier tradición o costumbre, indagar y preguntarse que base o explicación puede tener y el por qué puede ser bueno o no, así estaremos seguros de hacer lo correcto en el cuidado de nuestro bebé o niño.

Seguros Coches
Seguros Comunidades
Seguros Construcción
Seguros Decenal

, | 0 Comentarios »
Artículos Relacionados:

0 Comentarios

Publicar un comentario en la entrada