Mostrando entradas con la etiqueta Celulas Madre. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Celulas Madre. Mostrar todas las entradas

Quizás hemos oído hablar de células madre, o hemos visto este nombre alrededor de muchas paginas en la internet. Pero dos preguntas muy comunes que los futuros padres se hacen son: ¿De dónde se obtienen las células madre? ¿Cómo es el proceso la preservación de células madre de un bebé?.

Para responder estas dos preguntas podemos decir en primer lugar que las células madre son aquellas que tienen el potencial extraordinario para convertirse en muchos tipos diferentes de células en el cuerpo durante la vida temprana y el crecimiento. Además, sirven como una especie de sistema de reparación interior, que se divide esencialmente sin límite para reponer otras células.

¿De dónde se obtienen las células madre?La células madre se obtienen de la sangre que se mantiene en el cordón umbilical y la placenta al momento del parto. Esta sangre tradicionalmente había sido desechada después del parto. Luego que los científicos descubrieron que era una fuente de células madre, se ha convertido en un sustituto viable de los exitosos trasplantes de medula ósea.

La sangre del cordón umbilical de su bebe es rica en células madre o progenitoras, que son células especiales que normalmente se encuentran en la espina dorsal. Las células madre son las responsables de producir las células maduras que se encuentran en la sangre y en el sistema inmunológico. Ellas forman los glóbulos blancos que son responsables de protegernos contra las infecciones, los glóbulos rojos que transportan el oxigeno, la plaquetas que promueven coagulación de las células del sistema inmunológico.

Con frecuencia las células madre necesarias para algún trasplante son difíciles de conseguir por sus estrictos requerimientos de compatibilidad. Sin embargo, las células tomadas de su recién nacido son cien por ciento compatibles con su bebe por el resto de su vida. Por ejemplo, dada la eventualidad que su bebe contraiga una enfermedad que debe ser tratada con quimioterapia o radiación, hay una probabilidad de un impacto negativo en el sistema inmunológico. Mientras que con un trasplante autólogo (propio) que puede no ser apropiado para cualquier enfermedad, puede sea de mucha ayuda para reforzar y repoblar el sistema inmunológico afectado por la complicación de otros tratamientos.

Adicionalmente, la sangre del cordón umbilical de su bebe tiene como mínimo una probabilidad del 25% de ser compatible con la de su hermano. Usar células progenitoras relacionadas genéticamente libres de la enfermedad tratada se traducen con frecuencia en trasplantes exitosos con pocas complicaciones. De la misma forma las células almacenadas son células ¨privilegiadas¨ al no haber sido expuestas a la mayoría de las enfermedades. Lo que es más importante, la sangre del cordón umbilical puede tener usos en el futuro que sobrepasan los trasplantes celulares actuales. Nuevas tecnologías médicas posiblemente usen células madres para regenerar tejidos cardiacos, reparar daños causados por accidentes cerebro vasculares o daños de la medula espinal y reversar los efectos de esas enfermedades como la múltiple esclerosis y el Parkinson.

¿Cómo es el proceso de preservación de las células madre de un bebé?.
En la actualidad existen bancos de cordón umbilical que permiten a los padres recolectar y almacenar (criopreservar) las células madre del cordón umbilical de su bebé para su posible uso en el futuro. Los bancos del cordón umbilical pueden ser públicos o privados, y la diferencia radica principalmente en los derechos de uso de esas células, tengamos en cuenta que si se entregan a un banco público de cordón umbilical, se entregan en calidad de donación y no se tienen derechos de uso sobre ellas, en los bancos privados las células son tuyas y solo tú tienes derecho para su utilización.

El proceso de preservación se realiza a través de una técnica llamada "tasa de congelamiento controlada" que se utiliza con el objetivo de preparar las células para el almacenamiento de larga duración. La bolsa o empaque donde se guardan las células madre se mantiene en un protector y se coloca en los tanques de nitrógeno líquido para la preservación criogénica.

Se cree que las células madre pueden ser almacenadas por largos periodos de tiempo, décadas, si se mantienen criopreservadas, pero no hay evidencia de por cuánto tiempo. Sin embargo, un estudio reciente de la Universidad de Indiana demostró su viabilidad después de 15 años de criopreservación.

Los tratamientos con células madre han sido usados en amplio rango de enfermedades y condiciones como non-Hodgkin's linfoma, leucemia, anemias severas y inmuno deficiencias combinadas severas. Los experimentos para la expansión en los usos de estas células son una gran promesa. Investigaciones recientes están evaluando el uso de células madre en el tratamiento de enfermedades cardiacas y neurológicas.

Mientras la investigación aún está en sus etapas iniciales, las posibilidades son extremadamente alentadoras. Por eso los científicos dicen que almacenando las células madre de su bebe usted podrá incrementar las posibilidades de que este tenga acceso a nuevas tecnologías en el futuro.


Foto: Wikimedia Commons


| 0 Comentarios »


Las células madre son aquellas que tienen el potencial extraordinario para convertirse en muchos tipos diferentes de células en el cuerpo durante la vida temprana y el crecimiento. Además, sirven como una especie de sistema de reparación interior, que se divide esencialmente sin límite para reponer otras células, siempre que la persona o animal aún esté vivo. Cuando una célula madre se divide, cada nueva célula tiene tanto potencial para seguir siendo una célula madre o convertirse en otro tipo de célula con una función más especializada, como una célula muscular, una célula de sangre roja, o una célula cerebral.

Las células madre se distingue de otros tipos de células por dos características importantes. Primero, son células no especializadas, capaces de renovarse a sí misma a través de la división celular, a veces después de largos períodos de inactividad. En segundo lugar, en virtud fisiológica o condiciones experimentales, pueden ser inducidas a convertirse en células de tejidos u órganos específicos con funciones especiales. En algunos órganos, como el intestino y la médula ósea, las células madre regularmente se dividen para reparar y reemplazar los tejidos desgastados o dañados. En otros órganos, sin embargo, como el páncreas y el corazón, las células madre sólo se dividen en condiciones especiales.

Hasta hace poco, los científicos han trabajado principalmente con dos tipos de células madre de animales y los seres humanos: las células madre embrionarias y no embrionarias "somáticas" o "adultos" de células madre. Los científicos descubrieron la forma de obtener células madre embrionarias de embriones tempranos de ratón hace casi 30 años, en 1981. El estudio detallado de la biología de las células madre de ratones condujo al descubrimiento, en 1998, de un método para obtener células madre de embriones humanos y hacer crecer las células en el laboratorio. Estas células se llaman células madre embrionarias humanas. Los embriones utilizados en estos estudios fueron creados con fines reproductivos a través de los procedimientos de fertilización in vitro. Cuando ya no eran necesarios para tal fin, fueron donados para la investigación con el consentimiento informado de los donantes. En 2006, los investigadores hicieron otro gran avance al identificar las condiciones que permitían que algunas células de adultos especializados fueran"reprogramadas" genéticamente para asumir un estado como célula madre. Este nuevo tipo de células madre, son llamadas células madre pluripotentes inducidas (iPSCs)

Las células madre son importantes para los organismos vivos por muchas razones. En el 3er y 5to dia el embrión, llamado blastocito, son las células internas que dan lugar a todo el cuerpo del organismo, incluidas todos los tipos de células especializadas y órganos como el corazón, pulmón, piel, semen, huevos y otros tejidos. En algunos tejidos adultos, como la médula ósea, los músculos y el cerebro, las poblaciones discretas de células madre adultas pueden generar reemplazos para las células que se pierden por el desgaste normal, lesión o enfermedad.

Tomando en cuenta sus habilidades únicas regenerativa, las células madre ofrecen nuevas posibilidades para el tratamiento de enfermedades como la diabetes y enfermedades del corazón. Sin embargo, aún queda mucho trabajo por hacer en el laboratorio y la clínica para entender cómo utilizar estas células para terapias basadas en células para tratar enfermedades, que también se conoce como la medicina regenerativa o reparadora.

La investigación sobre células madre sigue avanzando en el conocimiento acerca de cómo un organismo se desarrolla a partir de una sola célula y cómo las células sanas pueden reemplazar las células dañadas en organismos adultos. La investigación con células madre es una de las zonas más fascinantes de la biología contemporánea, pero, como en muchos campos, la investigación sobre células madre plantea cuestiones científicas tan rápidamente como se generan nuevos descubrimientos.

Vía: National Institutes of Health
Foto: wikipedia.org, wikimedia commons


| 0 Comentarios »